Demostrar que los ecosistemas estuarinos ecuatorianos constituyen ecosistemas valiosos, que generan numerosos servicios a las sociedades de su entorno, y en consecuencia demostrar que su preservación para el futuro resulta imprescindible, tanto en términos medio ambientales como socio económicos.